Reserve su estadía
Cancelar

Excursiones

Excursiones a pie, a caballo, en bicicleta en contacto con la naturaleza o en coche, alrededor de las localidades más queridas del norte de Cerdeña, de Castelsardo a Alguer, haciendo una parada para visitar las nuragas y las domus de janas.

La residencia Le Farfalle se alza en el corazón de un claro de campo, rodeada de densa vegetación mediterránea. Son varias las opciones para pasear pie, a caballo o en bicicleta. Además, se realizan excursiones subacuáticas y visitas de interés histórico y cultural, para ofrecerle una oferta completa y siempre diferente.

Senderismo y paseos a pie o caballo 

A los niños les encantará explorar el campo verde que rodea la residencia, donde se encontrarán fácilmente con burros, ovejas, vacas y animales de granja.

En primavera se puede caminar en busca de bayas de mirto, madroños y moras, que crecen de forma silvestre y abundante en esta zona. En otoño, tras las primeras lluvias, es fácil encontrar caracoles y setas, como las exquisitas porcini.

Cada día puede elegirse una ruta diferente a pie, a caballo o en bicicleta, como:

  • La meseta de Jana Cugnada: una terraza natural a más de 300 metros sobre el nivel del mar con una vista panorámica de todo el Golfo de Asinara.
  • El Valle del Inferno: un espacio natural sorprendente por su contraste entre el manto vegetal aún salvaje y agreste y los acantilados de toba.
  • El pico del Monte Elías: conocido por sus restos arqueológicos de época romana y nurágica y, en la actualidad, por la mitad de las excursiones realizadas, gracias a su ubicación con vistas a un pintoresco valle de extraña belleza.
  • Las preciosas playas de Castelsardo, barrio de Lu Bagnu, para montar a caballo y caminar por la orilla del mar.

En Le Farfalle pueden alquilarse bicicletas y bicicletas de montaña.

Excursiones subacuáticas

Para los amantes de las excursiones subacuáticas, cabe destacar las aguas poco profundas de Castelsardo con sus 2 rutas. Es posible visitar dos pequeñas grutas naturales a 30 y 38 m de profundidad. Respecto a la fauna, los encuentros más frecuentes son con bancos de dentones, erizos, langostas, bogavantes y centollos, incluso de gran tamaño. Los submarinistas apreciarán este recorrido por la increíble claridad del agua, incluso en las profundidades. Además, tiene la opción de participar en esta y otras numerosas visitas guiadas, organizadas por el centro de buceo de Castelsardo.

Excursiones culturales

Tergu

Encontrará las primeras rutas de interés histórico a unos pasos de la residencia. De hecho, Tergu alberga un monumento medieval de gran atractivo para todos aquellos que deciden visitar Anglona. Se trata de la basílica Nostra Signora di Tergu[1], de estilo románico, y posteriormente remodelada en la época gótica y barroca. La Basílica es cuanto queda de un gran monasterio benedictino que fue destruido, para el cual desde 2003 han comenzado importantes labor de excavación para la recuperación de toda la estructura.

Incluso la Via Crucis de Tergu, inaugurada en 1999 en el bulevar de los benedictinos del pueblo, merece una visita. Con el tiempo ha adquirido popularidad gracias a sus 15 esculturas de traquita de tamaño natural.

Interior: nuragas y domus de janas y Sedini

Durante su estancia en Le Farfalle podrá visitar las diversas nuragas del interior (la más próxima es la de Padaggiu Leni), las famosas domus de janas y la Roca del elefante cerca de Sedini. En menos de media hora es posible llegar a los monumentos históricos de la época neolítica y nurágica, así como a la increíble formación de toba, erosionada por los fenómenos meteorológicos hasta tomar la forma inusual de un elefante.

Además, recomendamos detenerse en Sedini, también conocido como el Pueblo de las Hadas (le dejamos con la curiosidad de descubrir sus peculiaridades y sus iglesias históricas).

Castelsardo

Castelsardo es una pequeña joya situada sobre un acantilado rocoso de traquita que, en la oscuridad, parece una pesebre gracias a las luces de su centro histórico. Hoy en día, es una aldea de pescadores y lugar de destino turístico, aunque su centro histórico fue fundado en 1102 por la familia genovesa Doria y más tarde se convertiría en un pueblo aragonés. El centro histórico, bien conservado, está formado por un laberinto inusual de callejuelas que siguen pobladas y monumentos de gran valor. Cada día, pueden realizarse excursiones guiadas gratuitas al castillo de los Doria, las murallas y la magnífica catedral. Una parada particularmente folclórica es la visita al Museo dell’Intreccio Mediterraneo. Puede llegarse a Castelsardo en menos de 10 minutos en coche.

Alguer

Alguer es un destino en el que vale la pena pasar al menos un medio día. Es una antigua aldea colonizada por los catalanes, de quienes aún se conservan muchas tradiciones, desde el dialecto hasta las influencias culinarias. Las tiendas y pequeños comercios constituyen el alma del centro histórico, bien conservado y atravesado por callejuelas estrechas que siguen habitadas. Especialmente llamativo, sobre todo al atardecer, es el paseo a lo largo de las antiguas murallas con vistas al mar. Alguer se encuentra a 65 km de la residencia.